La casa

Casa Larraya es una casa palaciega de comienzos del SXVII. Restaurada completamente en 2012, conserva su alma original en roble y piedra conjugados con una arquitectura contemporánea. El resultado son espacios muy amplios que potencian la belleza natural de los materiales originales mediante nuevos elementos como el cristal.
La decoración, minimalista, trata de conjugar la comodidad y ligereza de los diseños más modernos junto con la belleza y calidad de detalles del SXVI.